El arroz con conejo es un plato sabroso, nutritivo y lleno de sabor. A los niños les va a encantar porque su sabor es también muy suave, como ocurre con el pollo. ¿Lo mejor? El arroz con conejo muy fácil de preparar, a pesar de no ser una receta tan cotidiana como el arroz con pollo por ejemplo.

El caldo para el arroz podéis comprarlo ya hecho: muchos de ellos son sabrosos y de calidad. Pero si tenéis tiempo para preparar un caldo de verduras el día anterior mucho mejor, así volaréis con esta receta.

Con esta receta, el arroz os quedará suelto, el conejo doradito y el caldo de verduras aportará un delicioso sabor. Un plato de domingo para elaborar en el día a día.

¿Os apetece un plato de arroz con conejo?

Ingredientes

  • 250g arroz
  • 500g caldo de verduras
  • 1/2 kg de conejo
  • 120g tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Colorante

Incorporamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra en una cazuela baja y cuando empiece a estar caliente, añadimos el conejo y freímos hasta que el conejo coja un bonito color dorado. Reservamos.

Picamos los dientes de ajo en trocitos muy pequeños y sofreímos bien. Una vez el ajo empiece a tomar un poquito de color, añadimos 1/2 cucharadita de pimentón dulce y sofreímos unos segundos, evitando que se queme pues amarga. Luego, incorporamos el tomate triturado y la sal y sofreímos bien.

Cuando empiece a reducir un poquito el tomate, añadimos el arroz para que se impregne de los sabores y mezclamos bien durante un minuto. Añadimos el caldo de verduras ya calente, el colorante y el conejo, subimos el fuego hasta que empiece a hervir el caldo. Una vez el caldo ha roto a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar hasta que no quede caldo (Aproximadamente 17 minutos).

Apagamos el fuego, dejamos reposar 5 minutos y servimos. ¡Ya nos contaréis qué os ha parecido este delicioso arroz con conejo!