Ahora que estar separados, es la mejor forma de estar juntos, os proponemos una actividad para que podáis pasar un buen rato de recuerdos y anécdotas familiares en casa con los tuyos. Realizaremos un árbol genealógico con el que intentaremos llegar a los antepasados más lejanos que podamos.

Sólo necesitaremos papel lápiz y colores para decorar nuestro árbol ¡Y también nuestros mejores recuerdos!
Partiremos desde los más peques de la casa e iremos avanzando hacia arriba. Los papis, los hermanos de los papis, los primos, abuelos, los hermanos de los abuelos, bisabuelos…

Para este plan os proponemos también algo más ¡Podéis contactar con los abuelos o los tíos por video llamada y realizarlo todos juntos! Así seguro que no os falta ningún familiar. Si además preparáis una buena merienda y lo decoráis bien bonito seguro que lo ponéis en algún lugar especial de la casa.

¡Lo pasaréis genial!