Triunfar con el arroz a veces se nos complica. Es algo más complejo de lo que creemos pero con los trucos para triunfar con el arroz que os traemos en Cash&Carry Díaz Cadenas tendréis el éxito asegurado.

Aunque el arroz y en especial las recetas más tradicionales de paella son típicas del verano, ahora que van bajando las temperaturas se abren paso otras recetas distintas igual o incluso más ricas de arroz: caldosos, con carnes de caza, al horno… ¡Un sinfín de deliciosos platos! En el blog de hoy os traemos algunos trucos para que, independientemente de la receta que utilices, triunfes plenamente.

Elige bien la variedad de arroz

Hay muchas variedades de arroz, tantas como denominaciones de origen y lugares de cultivo. A nosotros nos encanta en especial el arroz de las marisma de Doñana, pero no todas las variedades valen para todo tipo de arroces y cometidos. Los arroces de grano largo son mucho más suaves y absorben poco líquido, por lo que no serán los más idóneos para este tipo de preparaciones. Los arroces de grano medio, como el arroz bomba, senia o bahía, son las más idóneas para estas preparaciones. Absorben más sabor, caldo y tienen más almidón, por lo que son buenos tanto para arroces melosos y caldosos como para secos. Los granos cortos también son muy útiles para estos platos y soporta cocciones más largas por lo que aporta cierta seguridad en los principiantes.

Cuida las proporciones

En especial, la proporción más importante que se debe cuidar en un arroz es la de caldo/arroz. Si se utilizan variedades medias o cortas de arroz como recomendamos, para un arroz seco recomendamos unas dos o tres partes de caldo por cada una de arroz. Si queremos arroces melosos podemos llegar a las cinco partes de caldo por cada una de arroz, para caldosos podemos llegar a seis.

Con los ingredientes también debemos tener cuidado para que, por ejemplo, no comamos carne con arroz, el protagonista siempre debe ser el arroz. Cuida una proporción media de 150 gramos máximo de ingredientes por persona.

Durante la preparación

El sofrito siempre es imprescindible, aunque no siempre es el mismo. Tendrás que adaptarlo al tipo de receta, pero siempre deben reducir muy bien para que sus sabor quede intenso. Cuando lo tengas ya, es importante sofreír el arroz en el sofrito unos dos minutos hasta que quede color perla antes de ponerle el caldo. Cuando le vayamos a añadir el caldo, debemos cuidar que este esté bien caliente para que no corte la cocción del arroz, pero tampoco excesivamente caliente.

Antes de comer

Ahora que tienes el arroz terminado, sabemos que sólo tienes ganas de hincarle el diente. Pero aguanta, déjalo reposar apartado del fuego por un máximo de 5 minutos antes de servir, siempre tapado. Esto hará asentarse el arroz y los sabores. Cuando ya lo tengas, remuévelo todo y sirve.

¿Te han gustado estos trucos para triunfar con el arroz? ¡Comparte en Facebook e Instagram y estate al día de todos nuestros blogs y promociones!