En Cash&Carry Díaz Cadenas somos amantes de las barbacoas. Por eso, en el blog de hoy os traemos unos trucos con los que el triunfo a la parrilla estará asegurado.

Con el calorcito veraniego llegando, las barbacoas afloran en su máximo esplendor. Las brasas prendidas, piscina para refrescarse y cervecitas bien frías auguran un plan perfecto para disfrutar en familia de la llegada del verano. Si ya tienes decidido al cuando y con quién, toma nota de los consejos que te traemos hoy para que triunfes plenamente en la parrilla ¡Y no te olvides de las salsas!

Cálculos perfectos, cero desperdicio

A veces nos pasamos comprando y acaba saliéndonos la compra por un ojo de la cara y sobrando comprando. Deja de comprar en grandísimas cantidades y calcula bien los pesos. Con unos 350gr por persona va sobrado de carne una persona normal, más aún si se va a acompañar la comida con otro tipo de entrantes y verduras, algo 100% recomendable. Haz una lista de qué queréis echar a la parrilla, y calcula el peso total que vais a consumir. Distribúyelo entre los distintos cortes al gusto y listo.

Las brasas siempre tu mejor aliado

Lo más fácil es usar carbón vegetal. Es más fácil de mantener, barato y con buen poder calorífico. Si eres más experto con el fuego, puedes probar con leña, ramas y sarmientos, pero mantener el fuego es más complicado. Evita siempre las llamas directas sobre la carne y evita poner la carne hasta que las brasas no estén totalmente grises e incandescentes.

Dale cariño a la carne

La carne hay que cuidarla en todo momento. Nunca la pongas a las brasas justo al salir del frigorífico, atempérala antes al menos una hora para que vayan sudando antes de ponerla a las brasas. Si quieres aromatizar con algunas hierbas aromáticas, masticar romero a veces no es la mejor opción. Prueba a poner en los laterales de la barbacoa unos ramilletes con los que ahumar la carne, verás qué buen aroma deja.

Lo sentimos, toca limpiar al final

Si bien es cierto que disfrutamos muchísimo con la barbacoa, al final de la comida toca limpiar y eso no es tan divertido. Si te preguntas por qué contamos este consejo para tus barbacoas, es verdad que en esa misma comida no va a afectar mucho, pero si sale bien estamos seguros de que vas a querer repetir, y si no has cuidado bien tu barbacoa te va a ser complicado triunfar de nuevo. Si la barbacoa tiene tapa, ahoga el fuego y espera a que las brasas se apaguen evitando usar agua. Cuando esté todo bien apagado, retira los restos. Mientras todo se apaga y la parrilla aún está caliente, aprovecha para limpiarla con ese calor. Con un estropajo metálico y quita grasas la dejarás lista para la próxima ocasión.

¿Te han gustado los consejos? ¡Comparte en Facebook e Instagram y estate al día de todas nuestras recetas y promociones!