Una de las recetas que huele a Semana Santa son las tortillitas de bacalao, aunque podríamos comerlas durante todo el año. Se trata de un plato simple y fácil de preparar. A continuación, os explicamos como preparar esta rica receta tradicional.

Para cuatro personas solo nos hace falta:

  • 300 gr de bacalao en migas y desalado (o en su defecto al punto de sal)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolleta pequeña
  • 3 huevos
  • perejil
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 2 cucharadas de harina de garbanzo (si no tenéis en casa, podéis utilizar solo la de trigo)
  • 100 ml de agua
  • 100 ml de cerveza
  • Aceite de oliva
  • Aceite para freír
  • Sal
  • Colorante alimenticio

Cuando lo tengamos todo preparado, ¡manos a la obra!

  1. En un bol colocamos la harina y la vamos integrando con la cerveza y el agua, hasta que quede una masa un poco líquida, pero no mucho.
  2. Añadimos una pizca de sal, una pizca de colorante, una cucharada de aceite y el huevo batido.
  3. Acto seguido, añadimos el bacalao desmigado muy fino.
  4. En un mortero, trituramos el ajo y el perejil, y cortamos la cebolleta muy picadita. Cuando lo tengamos todo lo añadimos a la mezcla.
  5. Mezclamos todo, y dejamos reposar la masa como mínimo una hora en la nevera.
  6. Calentamos el aceite en una sartén sin mucho fondo.
  7. Con la ayuda de una cuchara grande, vertemos la mezcla suavemente sobre el aceite. ¡Cuidado con no quemaros! Os recomendamos que vertáis la masa en forma de espiral de dentro a fuera, para que se haga la forma de una tortita y no de un buñuelo.
  8. Freír hasta que se doren. Recuerda que se fríen muy rápido.
  9. ¡A comer recién hechas!