Con este frío, nada mejor que algo de cuchareo, y con este estofado tendremos el equilibrio perfecto entre hidratos de carbono y proteínas para tener energía y una alimentación saludable. Para esto necesitaremos:

Ingredientes:

  • 1 Litro de caldo de pollo
  • 600 gramos de carne magra de cerdo
  • 80 ml. De aceite de oliva
  • 150 gr. De cebolla
  • 100 gr. De zanahoria
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes de ajo enteros sin pelar
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 100 gr. De tomate triturado o frito (si es triturado media cucharada de azúcar para reducir la acidez)
  • 80 ml. De vino blanco
  • De patatas
  • 4 ramas de perejil

Preparación:

  1. Pica la cebolla, corta la zanahoria a rodajas y corta las patatas chascándola (a cachelos). En una olla ancha donde realizaras el guiso, marca la carne a fuego fuerte por tandas en la cazuela donde prepararás el estofado hasta que esté bien dorada y retírala.
  2. Fríe los ajos y las cebollas 5 minutos que empiecen a trasparentar. Añade la zanahoria y cocina todo unos 20 minutos a fuego medio. Añade el vino hasta que reduzca. Añade entonces el tomate y el laurel y mezcla todo bien hasta que se integre.
  3. Añade la carne, las patatas y cubre con el caldo. Tapa y cocina a fuego medio-bajo unos 35 minutos hasta que las patatas estén al punto y la carne tenga buena textura.
  4. Apaga el fuego y deja reposar 5 minutos el guiso. Sirve en platos hondos y decora con una ramita de perejil y… ¡A disfrutar!