¿Lentejas fuera de la cazuela? ¿Ensalada? No digas nada aún y prueba esta receta.

Las legumbres son un alimento esencial en nuestra dieta, y habitualmente solemos guisarlas. Pero, ¿A quién le dan ganas de comer un guiso caliente con esta calor? Aquí te traemos una opción fácil y rápida que podremos preparar con lentejas de bote, por lo que nos vale para cualquier momento.

Ingredientes

  • 400 g de lentejas cocidas o de bote
  • 1/4 taza de cebolla roja (35 g)
  • 1/4 taza de pimiento rojo (35 g)
  • 1/4 taza de pimiento verde (35 g)
  • 1/4 taza de zanahoria (40 g)
  • 1/4 taza de pepino (40 g)
  • 6 tomates cherry
  • 2 puñados de perejil (40 g)
  • El zumo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal marina
  • Pimienta negra al gusto

Preparación

Prepararemos un bol grande y si las lentejas son de bote, con ayuda de un colador las lavaremos en el fregadero con abundante agua (no mucha presión ya que la lenteja es frágil).

Iremos cortando bien fino en pequeños dados las verduras excepto los tomates cherrys que podeís cortarlos mas gruesos para decorar al final. El peino si se os repite mucho podéis ponerle un poco de sal y dejarlo en un colador para que suelte líquido. Para la zanahoria si no es cocida, es una buena opción rallarla con una mandolina para que quede fina y nos aporte un toque crujiente al plato.

Una vez tengamos todas las verduras cortadas al gusto, las iremos poniendo en el bol junto a las lentejas e iremos aliñando con el limón, aceite, sal y pimienta al gusto. Para que todo quede uniforme, es importante que movamos todo con movimientos envolventes, sin aplastar mucho ya que las lentejas se pueden convertir en puré con mucha facilidad, por eso es importante usar un bol amplio.

Una vez tengamos todo listo, metemos al frío para que coja temperatura para el consumo, servimos en platos amplios y decoramos con el perejil fino, los tomates cherrys y un chorrito de aceite de oliva.

Ya solo os queda disfrutar ¡Contarnos como os ha ido la receta!