La cocción a la sal es un método antiquísimo pero no por ello peor, todo lo contrario.

Con esta cocción nos aseguramos de manera fácil un pescado jugoso y al punto perfecto de sal. Además, solo necesitaremos sal y el pescado, sin ingredientes extra ni preparaciones dificultosas ¡Vamos a ello, seguro que te sale genial!

Ingredientes (por persona)

  • 1 dorada
  • 1 kg de sal gorda
  • medio vaso de agua

Preparación

Cogeremos un bol amplio en el que pondremos toda la sal y la mitad del agua. Iremos mezclando con las manos hasta que consigamos una mezcla compacta, que no se suelte. Si no conseguimos esta textura, podemos poner un poco más de agua pero debería ser suficiente

Una vez tengamos la sal lista, en una fuente de horno pondremos una fina capa de sal de base, que quede bien apretada. Encima pondremos las doradas, las cuales cubriremos con la sal restante de manera que queden bien apretadas y cubiertas, exceptuando las cabezas que dejaremos destapadas. aunque parezca mucha sal, el pescado solo admitirá la que necesite, el resto lo retiraremos después.

Precalentaremos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y lo pondremos a una altura media. Esta receta suele tardar unos 25 minutos, un buen indicador es ver la sal,ya que cuando suele estar listo empieza a agrietarse, pero eso también dependerá del agua que hayamos puesto en la mezcla. Una vez hayamos sacado la bandeja, quitamos toda la sal y lo dejamos bien limpio. Ya solo tendremos que servir acompañando con nuestra guarnición favorita y tendremos una cena perfecta para darse un buen homenaje junto a un buen vino blanco.

¿A que es fácil la receta? ¿A que esperas para probarla? ¡Cuéntanos que te ha parecido!