En la receta de hoy os traemos unos boquerones muy de nuestra tierra y que seguro que os encantan.

Los boquerones son una fuente de omega 3 y minerales esenciales para nuestro cuerpo, y los boquerones en vinagre es una forma perfecta de conservar el pescado fresco y listo para comer en cualquier momento.

Para esta receta será importantísimo que el pescado sea fresco, para identificarlo te damos tres claves: que el pescado tenga un mínimo de rigidez al doblarlo, que esté firme; que la piel esté brillante, y por último, que los ojos del boquerón estén brillantes y transparentes. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes

  • 1/2 kilo de boquerones
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 manojo de perejil
  • Vinagre de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Primero, limpiaremos el pescado si no lo tenemos ya limpio de la pescadería. Quitamos la espina, la cabeza y las tripas y los lavamos. Al momento los metemos en agua muy fría durante unos 15 minutos para que desangren.

Una vez los tengamos listos, los secamos bien y los distribuimos en capas poniendo un poco de sal en cada capa y bañándolos en una mezcla 80/20 de vinagre y agua. Los dejaremos ahí unas 8 horas más o menos, nunca más de 10 en el caso de que los boquerones sean muy grandes. Si tenemos un popurrí de tamaños, es una buena idea realizar dos tandas diferenciadas para que se hagan al punto justo de su tamaño.

Pasadas las 8-10 horas, escurrimos bien los boquerones quitándoles todo resto de sal. Picaremos en trozos al gusto el ajo y el perejil. Haremos capas de boquerones de nuevo, pero esta vez cubriremos con aceite de oliva con el ajo y el perejil que hemos picado. Dejaremos 24 horas en la nevera antes de consumir.

Esta receta pide pan, asi que buscar uno bueno y… ¡A disfrutarlo con los tuyos!