¿No sabes cómo limpiar a fondo los radiadores de casa? En este blog te contamos como dejarlos como nuevos.

Los radiadores suelen tener muchos recovecos que dificultan la limpieza a fondo, así que aquí os traemos algunos trucos de limpieza:

1.- Antes que nada, hay que tener cuidado y limpiarlo siempre cuando esté apagado y frío.
2.- El primer paso, una vez comprobado el estado del radiador, es quitar el polvo que se acumula. Puedes utilizar un plumero para la parte externa y un secador o pistola de aire para los rincones más pequeños. También puedes aspirar el polvo.
3.- Para limpiarlo en profundidad, puedes atar un trapo al extremo de un palo fino y alargado con el que puedas acceder a todos los huecos.
4.- Una vez tienes la herramienta para empezar a limpiar, pasa el trapo seco por todo el radiador. Vuélvelo a pasar, pero esta vez con un trapo humedecido con agua y jabón y repite el procedimiento con un trapo solo humedecido con agua para quitar los restos de jabón. Para secarlo, utiliza un trapo seco.
4.- Puedes utilizar este truco también para la zona de la pared situada detrás del radiador.
5.- Por último, para las esquinas más pequeñas puedes usar un cepillo de dientes y dejar tu radiador impecable.