En este truco, enseñaremos a elaborar una bonita y útil alfombrilla de baño con tapones de corcho. Así, conseguiremos hacer un elemento esencial en nuestro baño reciclando y ayudando al medio ambiente.

Como vemos a continuación, es un truco que se puede realizar sin complicaciones. Es muy útil, ya que el corcho es un material muy absorbente, lo cual cuando salgamos de la ducha o el baño, el suelo de nuestro baño no se llenará en exceso de agua.

Como material principal, utilizaremos corcho de botellas de vino o de cava, que serán los materiales a reciclar.

alfombra-corcho

Materiales:

  • Corcho de botellas de vino o d
    cava.
  • Pegamento o cola blanca.
  • Clavos pequeños, tipo tachuelas.
  • Plantilla con dibujo.
  • Marco de madera.
  • Lámina de corcho.

 

Elaboración:

  1. En primer lugar, hay que preparar el soporte donde irán los corchos, es decir, la lámina de corcho. Debemos de clavar la lámina en el marco de madera, usando las tachuelas y el martillo.
  2. Una vez lista la base de la alfombra, pegamos con la cola la plantilla en la base.
  3. Procurando que tengan la misma altura, vamos cortando los corchos.
  4. Cuando tengamos la cantidad suficiente para llenar la base de la alfombra, ponemos cola blanca por toda la base y comenzamos a poner los corchos.
  5. Adaptándonos al dibujo de la plantilla, acabamos de colocar los corchos.
  6. ¡Listo! Ya tenemos nuestra bonita alfombra de baño de diseño.