Cada año, al menos 8 millones de toneladas de plástico paran en el mar. Como si una carga de camión descargara basura en el mar cada minuto. Tal cual. Se prevé que, a este paso, en 2050 tengamos más plástico en los mares que peces.

Es importante tomar conciencia y contribuir con nuestro granito de arena a mejorar el estado de salud de nuestro planeta. Por ello este mes traemos una práctica genial: crear una funda para cargar el móvil con envases de gel de baño o champú:

  1. Quita todas las etiquetas con agua y jabón.
  2. Retira todos los restos de gel o champú enjuagándolo bien con agua y dejándolo secar.
  3. Lo recortamos de manera que quede un hueco para colocar el móvil y un agujero para poder enchufar el cargador.
  4. Personalízalo a tu gusto; bien con cola y papel higiénico y decorarlo, o con pintura directamente

Captura de pantalla 2018-06-19 a las 10.16.30

Es un truco súper útil y muy fácil de realizar. No tendrás que esperar a encontrar dónde dejar el móvil mientras carga o dejarlo en el suelo (¡alguien lo puede pisar!). Además, se puede transportar con facilidad. Práctico, ¿verdad?