Todos sabemos que cada cierto se le debe dar la vuelta a nuestro colchón, pero ¿lo limpiamos antes de darle la vuelta? Vamos a enseñarte cómo desinfectar y limpiar a fondo tu colchón.

Para empezar, retira las sábanas y la funda del colchón y mételos en la lavadora. Se lavarán mientras tú limpias el colchón y así empezarás con una cama totalmente fresca.

Para eliminar polvo y ácaros de nuestro colchón usaremos la aspiradora. Asegúrate de que la boquilla de la aspiradora esté bien limpia antes de pasarla por tu colchón.

Quitaremos las manchas puntuales con una mezcla de agua oxigenada y jabón líquido. Usa la mitad de jabón líquido que de agua oxigenada para la mezcla y frota con un cepillo de dientes en ellas.

Una vez tratadas las manchas, vamos a desinfectar nuestro colchón con bicarbonato. Espolvorea una buena cantidad por toda la superficie. Para hacerlo de forma homogénea, puedes hacerlo con un colador o tamiz. Deja reposar el bicarbonato 30 minutos. Si dispones de más tiempo puedes dejarlo horas. Vuelve a pasar la aspiradora para retirar el bicarbonato.