Siempre que entramos en nuestra casa empezamos a fijarnos en cómo nos recibe. Bien ordenada, limpia, con todo bien colocado en su sitio… y sobre todo nos fijamos en cómo huele. La sensación de entrar en tu casa y que huela genial transmite una grata sensación.

Por ello utilizamos de manera constante productos de limpieza y ambientadores poco naturales. Pero hoy traemos diferentes trucos naturales para hacer que nuestro hogar huela a las mil maravillas.

Si el mal olor proviene de nuestra nevera podemos buscar la solución en el café. Solo tenemos que tostar unos granos en una sartén cinco minutos y colocarlos en un recipiente dentro del frigorífico. El café se encargará de neutralizar el mal olor.

El café es la solución a los malos olores del frigorífico.

El café es la solución a los malos olores del frigorífico.

Contra el olor de las frituras hay algo que es realmente efectivo. A la vez que cocinemos las frituras ponemos a hervir una cáscara de naranja en una pequeña olla. De esta manera el aroma cítrico de la naranja eliminará el olor a comida frita.

Ya puedes lidiar contra el molestoso olor a frito.

Ya puedes lidiar contra el molestoso olor a frito.

Por último, un remedio para contrarrestar uno de los olores más molestos. El del tabaco. Si odias el tabaco y por diferentes circunstancias te toca compartir piso u hogar con algún fumador , ya puedes eliminar de manera natural ese olor a tabaco:

El del tabaco es sin duda el peor olor.

El del tabaco es sin duda el peor olor.

Mezcla vinagre blanco y agua, pulverízalo en las habitaciones y muebles que huelan a tabaco. Durante unos minutos olerá tu casa a vinagre, pero en cuanto este olor desaparezca arrastrará con él al olor del tabaco.

Con estos pequeños trucos mantendrás a raya los malos olores que puedan invadir tu casa.