Llega la temporada de calor y a todos nos gusta refrescarnos con un buen helado. Y que mejor que ese helado esté hecho por ti mismo y de forma natural. Este tipo de polos se hace de forma muy sencilla y son muy ligeros.

Para fabricar tus propios helados puedes hacerlo con infinidad de ingredientes. Podrás usar las frutas que más te gusten, añadir nata o leche si los quieres más cremosos o incluso hacerlos con yogures de sabores.

Tienes que triturar y mezclar bien todos los ingredientes que vayas a usar. No te quedes solo en un sabor, prueba mezclar varios para conseguir sabores nuevos.

Tienes que tener en cuenta que deben estar en el congelador al menos tres horas, o cinco si has usado ingredientes cremosos. Y listos para comer.